Saturday, April 4, 2009

LMS // Entrevista en exclusiva a Bruno Senna

Hace solamente unos meses su nombre sonaba en la Fórmula 1 como el siguiente piloto de Honda, ahora Brawn GP. Pero finalmente Ross Brawn optó por la experiencia en vez de las ganas y la juventud, por Barrichello en vez de Senna. Pero Bruno no se ha rendido. Todo lo contrario: ha fichado por el equipo Oreca Matmut de las Le Mans Series con el claro objetivo de aprender y mejorar su conducción, sin abandonar nunca el objetivo de llegar a la Fórmula 1. Ya ha pasado lo peor; ahora está contento, con ganas, sonríe en todo momento. Se le ve en la cara que le apasiona la idea de tener ante si un nuevo desafío. Y de momento, las cosas van muy bien: es rápido, está arriba, se muestra confiado y va a por todas. Llega sonriente y tranquilo después de la sesión de clasificación: las cosas han salido bien, saldrá séptimo en la carrera aquí en Montmeló, y tiene ganas de vivir nuevas sensaciones...

Has hecho una buena sesión de clasificación. ¿Como ves el coche y qué expectativas tienes para la carrera de mañana?
Es difícil de saber, porque todo es nuevo, y no he conducido los kilómetros suficientes con el coche ni tiempo con el equipo para tener la relación perfecta. Estamos trabajando en ello, obviamente, pero es difícil conseguir un nivel alto cuando uno está al principio de una relación. Pero, definitivamente, la sesión de clasificación de hoy ha estado bien. Es mi especialidad ya que vengo de competir con monoplazas, por tanto sé como apretar. No hemos conseguido unas vueltas perfectas, pero es un coche nuevo y lo conseguiremos si seguimos trabajando juntos. Así podremos conseguir mucho más. Y definitivamente, el objetivo de mañana es aprender todo lo posible y ser consistente. Tenemos mucho trabajo que hacer para tenerlo todo preparado para mañana. Es un gran desafío pero esperemos acabar en el podio.

Sois dos pilotos para un mismo coche… ¿cambia mucho?
Es bueno por un lado, pero también es muy diferente. Es bueno porque tienes a dos personas diferentes dando un feedback sobre el mismo coche. Lo que puede servir para defendernos mutuamente o para no estar de acuerdo… Pero afortunadamente yo y Stephane Ortelli tenemos una percepción muy similar sobre el coche, y esto lo hace todo mucho más fácil porque puedo hacer un set-up del coche como a mi me gusta; no al 100% como a mi me gusta, pero seguramente es porque sería muy difícil conducirlo así durante una carrera larga. Pero en general es bueno, hay un feedback doble durante un mismo periodo de carreras.

¿El coche es muy diferente a lo que estabas acostumbrado?
Es bastante diferente. Aquí cuentas con una gran rueda y muy poco neumático, mientras que en los monoplazas tienes mucha más goma. Así que el espacio entre el coche y el asfalto es diferente, y esto presenta una diferencia básica sobre como manejar el coche y de cómo funcionan los neumáticos. Definitivamente es diferente. Pero el coche tiene una gran potencia y muchos elementos similares a los de un monoplaza.

Se le ve contento. Se le ve con ganas, muchas ganas. Las Le Mans Series le han devuelto la sonrisa después de unos meses donde toda la ilusión, todas las ganas por cumplir su sueño y seguir los pasos de su tío Ayrton, se vieron truncadas. Tuvo la miel en los labios. Su rostro es ahora más serioso, más pensativo. Fueron momentos difíciles y de muchas decisiones...

Volvamos atrás en el tiempo un poco. Tuviste ofertas de la DTM, podrías haber vuelto a la GP2… ¿por qué las Le Mans Series?
Honestamente, porque va a ser seguro un buen programa técnico para mí. Esta es la única oportunidad que tengo para hacer un programa de tests y de desarrollo similar a la Fórmula 1. He desarrollado el coche, he desarrollado todas las partes, y todo está hecho dentro del equipo y no estás restringido por nadie, solamente por la propia imaginación y la del equipo. Estoy trabajando duro y aunque directamente no esté relacionado con la Fórmula 1, al menos técnicamente, me está haciendo entender como es trabajar con un equipo grande y como hacerles trabajar conmigo y ser positivos.

Unos meses de mucha incertidumbre… ¿ha sido muy duro para ti?
Ha sido difícil, sobre todo porque tenía buenas sensaciones y pensaba que daría el salto a la Fórmula 1 y estaba muy centrado en esto. Pero cuando me di cuenta de que esto no iba a pasar, tuve muchas ofertas por parte de competiciones muy diferentes. Y tuve que negociar con ellos para que todo saliera bien, y asegurarme de que todo fuera para bien y que nada de lo que decidiera me cerrara puertas. Y definitivamente, las Le Mans Series no me cierra ninguna puerta, no es algo que hago para no quedarme de brazos cruzados durante un año, sino que lo hago porque tiene un lado positivo para mí; una competición donde puedo seguir aprendiendo y desarrollándome como piloto para la Fórmula 1.

La Fórmula 1, una competición que sigue siendo tu objetivo…
Sí, al cien por cien mi objetivo.

Pues Vijay Mallya, de Force India, dice estar interesado en ti… ¿qué opinas?
Estoy muy contento. Me alegra saber que aunque no esté allí, aún haya gente interesada en mi y que sepan valorar mi potencial. Tengo una buena relación con Mercedes gracias a los tests en la DTM, y con otros equipos de la Fórmula 1. Así que ahora tenemos que ser listos y estar en el lugar indicado, para asegurarnos que pueda aprovechar cualquier oportunidad que se me presente. También estoy muy contento de que alguien como él (Vijay Mallya) hable de mí. Es definitivamente un buen hombre de negocios, y si puede conseguir un buen equipo va a ser muy interesante.

La seriedad ha dejado paso a la ilusión. Y es que una de las cosas que caracteriza a Bruno es su sonrisa. Es alegre, y saber que su nombre sigue presente en la categoría reina es motivo de orgullo. Sonríe. El tiempo lo cura todo, y la desilusión y frustración de no cumplir su sueño ya es cosa del pasado. Su hora llegará, y mientras tanto no tira la toalla y afronta con ganas y mucho optimismo su experiencia de las Le Mans Series...

Volvamos a las Le Mans Series. ¿Cómo te preparas para unas carreras tan largas?

Estoy más que preparado. He estado entrenando para y al nivel de la Fórmula 1, que es mucho más alto. Y he estado probando este coche, a veces más de dos horas seguidas sin parar, y nunca ha estado un problema para mí. En todo momento tuve un monitor con las pulsaciones por minuto, y mi corazón no superó en ningún momento los 115-20 bpm. Así que podría estar conduciendo un día entero probablemente. Pero sí que hay algún circuito más exigente que otro, pero las Le Mans Series van a ser más relajantes.

Tienes un compañero de equipo, Stephane Ortelli, muy experimentado. ¿Es una ayuda para ti?
Sí, es genial tener a Stephane conmigo. Soy muy afortunado. Está extremadamente orientado a trabajar en equipo, y no solo en intentar ser mejor que su compañero de equipo. Yo vengo de un entorno donde tengo que ganar a mi compañero de equipo. La primera vez que te subes al coche y que conoces el equipo es todo un poco extraño. Cada vez que yo me subía al coche era para ganar a mi compañero de equipo, pero ahora tengo que trabajar junto a él. Así que ha sido una buena lección para mí, y Stephane me ha ayudado muchísimo en todos los aspectos, desde trabajar con el equipo hasta como ir más rápido con el coche.

Otro compañero de equipo es el ex piloto de Fórmula 1 Olivier Panis, quién compitió contra tu tío Ayrton. ¿Significa algo especial para ti?
Sí, sin duda. Y es genial porque Olivier hizo un gran trabajo en la Fórmula 1 y siempre veía todas las carreras. Es un tío muy divertido, pasamos grandes momentos juntos. Hemos estado hablando de Fórmula 1 y entiende esta competición de una forma muy diferente, ya que él estuvo allí mucho tiempo. Y es muy interesante y es genial poder compartir equipo con él.

¿Pero alguna vez habías llegado a pensar que correrías junto a pilotos que han competido con tu tío?
Bueno, es una respuesta difícil. Nunca pensé que lo haría, pero al final es algo muy bonito.

En Monza ya hablamos de lo importante que es para ti la nutrición… ahora con las carreras tan largas, ¿cambia algo tu forma de alimentarte?

Es bastante diferente. Con esta nueva situación, puedo comer un poco más antes de subirme al coche, porque no es tan perjudicial para el organismo como pasa con los monoplazas. Ahora los alimentos tienen que durar más, y tenemos que estar muy bien hidratados, especialmente cuando hace mucho sol. Afortunadamente hoy no hace mucho calor. Pero cuando pasas dos horas en un coche, es muy importante estar bien hidratado. Pero en general es bastante similar, es solo cuestión de ingerir los alimentos correctos para durar la distancia necesaria para la carrera sin tener que detener el coche.

Su sonrisa ya no le abandona. Es muy optimista. Está calmado, está aquí para aprender, pero no por eso tiene que dejar las ganas de ganar y estar arriba a un lado. Las dos cosas son compatibles, y él lo sabe. Pero lo mejor es que no se obsesiona por el futuro; va paso a paso, y ahora toca centrarse en las Le Mans Series. Una competición donde Bruno va a sacar el máximo provecho, siempre con una gran sonrisa de oreja a oreja.
Fotos: Joan Valls (web)

1 comment:

Xavi Salvatella said...

Senna arribarà segur a la Fórmula 1! Els entesos dieu que té molt bones mans, però llegint aquesta magnífica entrevista tots podem veure que, a més, té el cap a lloc i ganes de batallar el que faci falta per tenir un volant entre els millors pilots del món. És sens dubte la manera de fer-se un esportista de la màxima elit! Felicitats per la conversa, Taby! Et seguiré llegint, com sempre! Un petó!

XS