Saturday, May 30, 2009

Cuando lo difícil parece fácil y aburrido

Siempre hay pilotos que destacan más que otros. Pilotos con más talento, con más suerte, con un mayor don. Pilotos que tienen más facilidad por destacar, por darse a conocer, por estar delante y triunfar. Son verdaderos genios, y esta temporada tenemos a genios de los grandes compitiendo en las diferentes categorías: Romain Grosjean en la GP2, Noriyuki Haga en las Superbikes, Albert Costa en las Renault World Series y, sobre todo, Jenson Button en la Fórmula 1.

Son los nombres del momento. Son los ganadores de hoy, los campeones del mañana. Lo tienen todo para ganar sus respectivos campeonatos, y van a por todas. Son pilotos que, cuando oyes hablar de la competición, sus nombres salen solos. Y eso solo lo puede conseguir un ganador nato, un número uno. Darse a conocer no es nada fácil, y mantenerse en la cresta de la ola mucho menos. Pero ellos saben como hacerlo: ganando.

Ganar. Subir al escalón más alto del podio. Champán. Hacerse con la copa. Sonreir. Disfrutar de los momentos más felices para el piloto. Sin duda, cruzar la línea de meta en primera posición es algo al alcance de pocos, muy pocos. Y que esto se convierta en algo normal y constante para uno, es igual de extraordinario como difícil. Pole, victoria, vuelta rápida... estar arriba requiere mucho esfuerzo, trabajo, talento y una pizca de suerte, la suerte de los campeones.

Todos luchan por estar ahí, pero solo hay espacio para uno. Y conseguir subir a lo más alto es motivo de alegría, de euforia. Y una de las partes más bonitas de una carrera es ver la cara de satisfacción de los pilotos en este preciso instante. Sonrisas, saltos de alegría, ojos que se inundan de orgullo, emoción y gratitud hacia el equipo. Cuesta conseguirlo, y una vez allí hay que saborear el momento, porque no se sabe cuando ocurrirá de nuevo. Lo único que saben es que luchar, lucharan por ello hasta el final.

Desde fuera, este monopolio del piloto se puede convertir en monotonia, hasta en aburrimiento, si quieren. Pero no hay que olvidar que detrás de cada victoria, de cada pole, de cada vuelta rápida, hay horas de trabajo, esfuerzo, de ganas y motivación. Para el piloto, cuantas más carreras gane, mejor. Pero por otro lado, para el aficionado, cuanto más se alternen los pilotos en lo más alto del podio, mejor. Parece mentira que la misma persona que venere a un piloto desee que no gane siempre...

El ejemplo más claro es el de Jenson Button. Su dominio en la Fórmula 1 es extraordinario, nadie lo puede alcanzar, ni siquiera su compañero de equipo. Para él, cada victoria es un gran premio, la carrera perfecta; pero para el espectáculo y la emoción de la competición, es un golpe muy duro. Sobre todo cuando lo que pasó en el último mundial, donde Hamilton ganó el campeonato en la última curva, aún está tan presente. Las cosas tendrán que cambiar mucho para detener al inglés... o al menos para intentar llegar a su nivel.

Sucede más de lo mismo con Haga en las Superbikes. El japonés es el clarísimo dominador, no hay quien le pare. Y en las Renault World Series, el joven Albert Costa se está convirtiendo en imbatible. Es increible lo que hace semana tras semana, realmente espectacular. Es el rival a batir, y de momento no hay quien pueda con él. Pole, victoria, vuelta rápida. El piloto de Epsilon Euskadi ha empezado con ganas de demostrar de lo que es capaz. Y en la GP2, parece que no haya nadie que le haga sombra a Romain Grosjean. Recuerden estos nombres si es que no los conocen ya.

Puede parecer fácil. Puede parecer que no tengan rival. Puede parecer que estar por encima de los demás llegue a ser fácil para lo pilotos y aburrido para el espectador al quitarle emoción al campeonato. Pero les aseguro que hacer lo que hacen estos magos del asfalto no es nada fácil. Totalmente al contrario. Mantener este frenético ritmo es algo que está solamente a la altura de verdaderos campeones; de pilotos únicos, incomparables e inconfundibles. Ganar es algo al alcance de unos pocos afortunados con talento. No hace daño al espectáculo... solamente hace más grande al piloto.

Monday, May 25, 2009

Fórmula 1 // Emulando al mismísimo Schumacher

No hay quien lo pare. Es verlo en la salida, y luego desaparecer. Es inalcanzable, hasta para su compañero de equipo. Jenson Button está protagonizando una pretemporada extraordinaria, estratosférica. Y Mónaco fue la constatación de que, hoy por hoy, el titulo es suyo. No comete errores. Siempre está arriba. Pole y victoria; pole y victoria... se está convirtiendo en su patrón cada Gran Premio. Me recuerda a la época del imparable Schumacher, cuando nadie podía con él: su ritmo era de otra galaxia, y su monopolio era máximo.

Pues lo mismo pasa con Button. Domina las carreras de principio a fin, sin amenazas de los demás. Solo falta teñirle el coche de rojo. Nadie puede con él. Va medio segundo más rápido por vuelta. Pero es que ni Barrichello lo puede alcanzar, y mira que le pone ganas el pobre. Pero no hay manera. Tenemos ante nosotros al nuevo Shumacher; puede que Vettel sea baby Schumi, pero aún le queda mucho por aprender...

Y parecía que los demás equipos podían plantarle cara en Mónaco... Ferrari ha despertado, definitvamente. Pero aún no es suficiente, ya lo hemos visto. Y McLaren también parece haber mejorado, aunque el error de Hamilton en la sesión de clasificación le costase poder sacar un buen resultado en el Principado. Pero al menos hay síntomas de mejora, al menos para algunos... porque Toyota parece que empezó muy arriba pero está en caída libre. Y Alonso sigue haciendo lo imposible por estar lo más cerca posible de los de la cabeza, aunque tenga un R29 que necesita demasiadas mejoras para aspirar a algo. Piquet... si no es su culpa, tiene mala suerte y se lo llevan por delante. Y Kubica lleva un mundial para olvidar...

Lo malo de todo esto, de que Button no tenga rival, es que la Fórmula 1 puede empezar a aborrecer. Nada tiene que ver con la temporada pasada, y sino hay un milagro, el mundial se decidirá mucho antes de la última curva del último gran premio. Y esto es una pena. Si quitamos las primera diez vueltas de Mónaco, el resto fue para dormirse. Con los Brawn, y Button más en concreto, distanciados de los demás, no había mucho más que esperar. Sobre todo en Mónaco, donde adelantar es misión casi imposible. Sí, el desgaste de los neumáticos blandos daba juego, podría haber supuesto un inconveniente para los delante... pero no.

Nadie se hubiera imaginado hace tansolo unos meses que estaría dominando con tanta claridad un mundial de Fórmula 1. Parece increíble, pero es real. Lo tiene todo para proclamarse campeón, y aunque sabe que queda muchísimo, va a por todas. No se cansará hasta conseguirlo. Y de momento no hay quién le pare.

Saturday, May 23, 2009

A la conquista de Mónaco

Bueno... hoy en Montecarlo ha sido un no parar. Hemos visto a Alonso situarse ni más ni menos que primero en los últimos entrenamientos libres; a Ferrari y McLaren empezar a levantar cabeza, por fin; luego una sesión de clasificación donde Button nos ha tenido en vilo otra vez hasta que se ha impuesto para conseguir su cuarta pole; a Hamilton defraudado y a Alonso por debajo de las perspectivas iniciales; y una buena segunda carrera de GP2 con un Pastor Maldonado, sí, ya dije ayer que tenía serias posbilidades, conquistar lo más alto del podio.

Button no afloja
Brawn GP y Button en concreto es realmente invencible. Siempre está delante, da igual si sea en un circuito técnico, uno rápido, que llueva, diluvie o haga sol. No importa. Hoy el inglés ha dejado claro, si es que no lo estaba ya, que lo tiene todo para convertirse en campeón del mundo. Y mirad que parecía que hoy no iba a conseguir la pole... lo ha hecho en el último suspiro. Es como si lo hiciera queriendo: hace creer a los demás que por una vez estarán delante, y luego... zas! en el último segundo aparece en pantalla el número 1 al lado de su nombre. Increible.

Decepción
"No" decia Hamilton con la cabeza. Cabizbajo, ha dejado su coche empotrado contra el muro y se ha vuelto a boxes antes de tiempo. Justamente cuando parecía que estaria delante. Sus tiempos estaban siendo relativamente buenos, y él lo sabía. Pero de golpe, todas sus opciones han desaparecido al chocar contra el muro. Sigue la decepción en McLaren.

En Renault se podría decir que también se esperaba algo más. Parecía que el R29 iba mejor que en otras citas. Pero al final, lo de siempre. Piquet no ha pasado de la Q2, y Alonso se ha exprimido al máximo para conseguir una novena posición. Que traducido al lenguaje monegasco, equivale a nada. En Mónaco salir desde la primera línea es la única garantía de victoria...

Decepción también en Toyota, sobre todo después de los primeros grandes premios de la temporada. Iban bien, eran fiables, luchaban por estar arriba. Pero se acabó. Hoy, tanto Trulli como Glock se han quedado en la Q1.

Síntomas de mejora
Durante toda la mañana Ferrari ha estado coqueteando con las posiciones más adelantadas. Y ya tocaba, la verdad. Raikkonen ha sido el que más ha amenazado, y ha tenido recompensa: una segunda posición, colacándose entre medio de los dos monoplazas de Brawn. Mañana la lucha será bonita.

Maldonado, número 1
La segunda carrera de la GP2 se la ha adjudicado el venezolano Pastor Maldonado. Salía desde la pole, y aunque en la salida Chandhok lo ha avanzado, ha seguido apretando fuerte como solo él sabe hacer y finalmente ha contado con un poco de suerte: el coche de Chandhok ha dicho basta y lo ha avanzado. Pastor ha sabido aguantar bien, incluso con la salida del safety car que ha reducido todas las distancias, y ha ganado. Grande, Pastor.

Pero para espectacular ha sido el accidente de Romain Grosjean. El líder del campeonato no ha podido acabar la carrera al despistarse y chocar contra el coche de delante. Se ha subido literalmente a la rueda, y acot seguido su coche ha volado hasta impactar duramente con el muro y quedarse colgado. Afortunadamente, todo ha quedado en un susto y el suizo ha podido bajar por su propio pie.

Y lo de Dani Clos, es mala suerte. El catalán le pone ganas y mantiene unos buenos tiempos, pero no sé como se lo hace que siempre acaba teniendo algún accidente. Lo de hoy ha sido inesperado, y da rabia que un piloto con tanto talento como Dani sufra tantos contratiempos. Pero esto es solo el principio, y Dani tiene mucho que demostrar, y tarde o temprano lo va a hacer, estoy segura.

Todo preparado
Y mañana, la carrera de las Renault World Series y la tan esperada carrera de Fórmula 1. Parece que Brawn va a dominar de nuevo, pero yo no descartaría nuevos invitados a la fiesta, como Raikkonen o el siempre presente en este tipo de convites, Sebastian Vettel. No se olviden que esto es Mónaco, y todo es posible.

Friday, May 22, 2009

GP2 // Las calles de Mónaco han visto nacer a un nuevo campeón...

Y ese campeón se llama Romain Grosjean. Su inicio de temporada está siendo espectacular, y lo digo ya: es el claro candidato a ganar la GP2 esta temporada. En Barcelona ya dió un verdadero recital, pero era algo que se podía predecir: tiene experiencia, un gran coche, y el Circuit es un circuito que se conoce bastante bien y donde hay lugar para errores. Pero en Mónaco, no. El Princpiado es un circuito urbano, donde se pasa rozando las barreras, y donde un pequeño error supone un precipitado adiós.

Pero Grosjean ha vuelto a lo más alto del podio. Ha ganado en un circuito solo apto para verdaderos campeones. Y Grosjean lo es. Hoy lo ha acabado de constatar. Magistral, realmente magistral. Ha impuesto un gran ritmo y ha tenido el valor de poner tierra de por medio entre su rival y compañero de equipo Petrov y él. Espectacular.

La Fórmula 1 a la vista
Que tiemble Piquet. Con las fantásticas actuaciones de Romain, el brasileño tiene que empezar a dar resultados a un equipo Renault muy necesitado de puntos. Grosjean es piloto probador del equipo francés, y mientras tanto, va cosechando victoria tras victoria en la GP2. Mientras tanto, Piquet sigue sin generar confianza, muy a mi pesar. Creo que tiene más que ofrecer de lo que hemos visto hasta ahora, pero las circunstancias no le acompañan. Y ya saben, aquí en la Fórmula 1, quien no corre vuela. Y Grosjean ya está volando alto, muy alto. Por tanto, señorito Piquet, vigile no le aterrice encima un substituto antes de tiempo...

Un gran equipo
Espectacular también lo del equipo Barwa Addax. Hoy, ni más ni menos que un doblete, y ya suma 47 puntos en el campeonato de contstructores. El equipo de Alejandro Agag brilla, y qué mejor lugar donde hacerlo que en la glamurosa Mónaco... esto pinta muy bien para ellos, una temporada más.

Por su parte, Lucas Di Grassi ha conseguido sus primeros puntos de la temporada tanto para él como para su equipo Fat Burner Racing Engineering. Parece mentira, pero es así. Todo apuntaba a que iba a ser su temporada, tenía todo para estar delante desde el primer momento, pero en Barcelona las cosas se torcieron. Pero queda mucho, muchísimo... esto no ha hecho más que empezar, y hoy hemos podido ver como el brasileño tiene mucho que decir, y no le va a poner las cosas fáciles a Grosjean.

Dani Clos, pues... de nuevo ha sufrido un accidente y no ha podido acabar. Una pena, porque tiene ganas de dar una alegría. Y además de ganas tiene talento para hacerlo. Creo que es solo cuestión de tiempo verle arriba. El piloto catalán lo está intentado, lo que pasa es que no está teniendo suerte. Pero como he dicho, esto es solo el principio; aún hay mucho tiempo para reaccionar, y estoy más que segura de que logrará remontar el vuelo. Con su mentalidad ganadora, es solo cuestión de tiempo.

Más emoción
Una vez acabada la carrera, los comisarios han penalizado con 25 segundos a varios pilotos por saltarse la curva de St Devote al inicio: Roldan Rodriguez, Lucas di Grassi, Dani Clos, Nico Hulkenberg, Edoardo Mortara, Luca Filippi, Javier Villa y Kamui Kobayashi. El gran beneficiado ha sido Andreas Zuber, que ha remontado hasta la tercera posición, arrebatándosela a Di Grassi. Y Pastor Maldonado ha pasado a la octava posición, lo que quiere decir que mañana saldrá desde la pole... toda una garantía en Mónaco.

Así pues, la carrera de mañana va a seguir ofreciendo emoción. ¿Grosjean nos deleitará con otra lección de conducción? ¿Dani Clos entrará en los puntos por primera vez? Di Grassi ganará su primera carrera? Aún hay muchas incógnitas, pero se resolverán dentro de muy poco tiempo. La cita, mañana por la tarde. Yo lo tengo bastante claro; creo que mañana, la carrera es del venezolano. ¡A por todas, Pastor!

Wednesday, May 20, 2009

Mónaco: mucho más que simple velocidad

Y llegamos a una de las citas más esperadas de la temporada: el gran premio de Mónaco. Es tierra de valientes, un lugar solo apto para los que arriesgan, para los que no tienen miedo; que se aparten los cardíacos... aquí es donde de verdad se diferencia a un joven de un hombre, a un piloto bueno de otro excelente. Señores y señoras, ¡esto es Monte Carlo!

video

Ficha técnica
Circuito: Mónaco
Vueltas: 78
Longitud: 3,340
Distancia de carrera: 260,520 km
Récord: Michael Schumacher, 1:14:439 (2004)
Pole 2008: Felipe Massa (Ferrari)
Ganador 2008: Lewis Hamilton (McLaren)

Todos sueñan con llegar a correr en este circuito urbano alguna vez. Deslizarse a grandes velocidades por las glamurosas calles de Montecarlo es algo único, pero a la vez muy difícil. Esto es un circuito urbano; el límite entre la perfección y el fracaso es ínfimo. Pero todos saben que un error aquí cuesta muy, muy caro. Un error significa irte contra el muro y decir adiós a la carrera. Pero esto no les asusta, lo que hace es motivar aún más a los pilotos.

Sin lugar para el despiste
El circuito de Mónaco requiere concentración en todo momento. Un descuido, medio segundo sin pensar solamente en la carretera, y estás fuera. Si conduces, mira la carretera. Está claro. Las calles por las que se circula son muy estrechas, con guardarraíles a ambos lados. Los lugares para los adelantamientos son escasos, pero hay que arriesgarse si se quiere ganar.

Y aún sin quererlo, siempre hay accidentes. Ya puede uno estar concentrado al 100%, que si otro se despista cerca tuyo, no tienes nada que hacer. Pero esto forma parte del gran premio de Mónaco.

Salir delante
Se podría decir que aquí es donde la pole se convierte en la posición más importante. Es imprescindible salir delante si no se quiere sufrir más de lo esperado. Aquí, la pole es realmente definitiva a causa de las pocas posibilidades de adelantamientos. Siempre hay la alternativa de adelantar con los pit stops, pero a veces puede no salir bien. Y luego está el Safety Car... que se puede convertir, sin quererlo, en el protagonista del dia.

Pero esto no quiere decir que no vayamos a ver adelantamientos. Sí que hay puntos donde adelantar, lo que pasa es que son solo para los más valientes. Los puntos más claros son después del famoso túnel y antes de la chicane. Aunque eso sí, si te pasas de frenada, aquí no hay vuelta atrás...

La hora de la verdad
Aquí ya no vale ser el más rápido. Entra también, y más que nunca, la habilidad y mantener la cabeza fría. Brawn Gp puede que siga teniendo el mejor coche, el más rápido, a medio segundo por delante de los demás. Pero aquí la velocidad no sirve. El coche tiene que estar equilibrado para negociar las lentas curvas de Monte Carlo pero a la vez ser rápido en las rectas. Y lo más importante: el piloto tiene que ser bueno, muy bueno.
Es por eso que este gran premio puede que sea de los más igualados de lo que llevamos de temporada. Ya vimos que Ferrari se estaba despertando, y Fernando es muy bueno en este tipo de circuitos técnicos. McLaren puede estar delante, y pilotos como Trulli, Vettel o Webber pueden dar la campanada...

Un no parar
Mónaco estos días es sinónimo de adrenalina, fiestas, concentración y espectáculo asegurado. Durante este fin de semana van a desfilar por el Principado un sinfín de personalidades. Pero lo importante es lo que pasa sobre el asfalto. Además del gran circo de la Fórmula 1, vamos a poder disfrutar de la exhibición de los jóvenes talentos de la GP2, la Porche Super Cup y de las Renault World Series. Un verdadero escaparate donde darse a conocer a nivel mundial, delante de tanta expectación y en un circuito histórico como este. Así que, no lo duden, el espectáculo está más que asegurado.

Saturday, May 16, 2009

Jóvenes con ganas y grandes campeones

Llegamos a otro fin de semana. No, es verdad que no hay ni Fórmula 1, ni GP2 esta semana, pero no por eso cesa la actividad de motor, ¡ni mucho menos! Hoy ya hemos podido seguir conociendo a diversos jóvenes talentos que saben aprovechar las oportunidades. Acompáñenme, si quieren, a dar un paseo y conocer más de cerca las diferentes competiciones donde los semáforos se han puesto verdes este sábado; donde hemos podido ver mucho más que acción.

De los mejores jóvenes catalanes
Se oye hablar mucho, pero mucho, de los jóvenes del programa de Joves Pilots del Circuit de Catalunya, como Dani Clos, Jaume Alguersuari y un largo etcétera. Pero nos estamos dejando a un lado a un verdadero campeón. Exacto: Albert Costa. Este sí que es un piloto con todas las letras. Ya pudimos disfrutar de su conducción aquí en Montmeló hace unas semanas, pero nos quedamos con un regusto amargo después de la descalificación...

Pero en Spa y esta semana en Pau, Costa ha demostrado que está hecho todo un crack. Es rápido, siempre está arriba, luchando por estar entre los mejores. Es el actual líder de las Renault World Series 2.0, y hoy en Pau ha batido el récord del circuito, se ha hecho con la pole y ha ganado la carrera. Grande, Costa. Lo de hoy ha sido espectacular: ni más ni menos que en un circuito urbano, donde los errores se pagan caros, muy caros. Pero Costa es Costa, ese que lucha por llegar a lo más alto día tras día. Y con el esfuerzo los resultados son solo cuestión de tiempo.

Igual de espectacular ha sido lo que ha conseguido su equipo, Epsilon Euskadi: un triplete, con el gran Costa primero, Carlos Muñoz segundo y Nathanael Berthon, tercero.

Biendonado, ya lo decía...
Hace unos meses ya dije que a Pastor Maldonado lo tendrían que bautizar y cambiarle su apellido por Biendonado. Y es que el venezolano tiene un don, un buen don, todo al contrario de lo que indica su nombre. Es rápido pero, lo que aún es más importante, es un piloto agresivo que no se conforma con nada menos que una primera posición. Y hoy la ha conseguido.

Iba como "invitado" a la inauguración de las Euroseries 3000. Pastor iba a conocer por primera vez el circuito de Algarve y prepararse para la última cita de la temporada de las GP2 Series que se disputará aquí. Pero tal y como es, no iba de paseo. Pastor es un piloto de pura cepa, y no se anda con rodeos. Cada segundo es aprovechado. Y hoy ha tenido su recompensa: primero, con nadie que pudiera con él. Grande, Pastor. Todo un recital. Y mañana, más.

Más números uno
Pero ha habido mucho más. Muchísimos más triunfos y primeras posiciones. Toni Bou se ha impuesto en Inglaterra y ya ha vuelto a incrementar su ventaja en el campeonato de Trial; Ben Spies, imparable, ha vuelto ha conseguir la pole en el campeonato de Superbikes; Andy Priaulx en el mundial de Turismos... pero para pole de infarto la del gran Dani Pedrosa, que ya vuelve a ser el de antes y en los últimos segundos se la ha arrebatado a Jorge Lorenzo. Álvaro Bautista en 250 cc también se ha clasificado en lo más alto, y Marc Marquez se ha convertido hoy en el piloto español más joven en conseguir una pole. Grandes, simplemente geniales.

Són jóvenes. Todos con ganas, muchísimas ganas. Semana tras semana van demostrando que no están aquí para pasar el rato; no, nada de eso. Són ganadores, van a por todas, y no tienen miedo de mirar hacia arriba. Quieren convertir sus sueños en realidades, quieren ganar. Y tienen todo para conseguirlo.

Parece mentira que de vez en cuando oigamos cosas como la que dijo Hamilton hace unas semanas, que estaba pensando dejarlo todo, abandonar la categoría reina. Tiene todo lo que un piloto desearía jamás, está en lo más alto. Sí, cada piloto es un mundo, pero todos luchan por estar ahí arriba. Sí, a Hamilton últimamente las cosas no le van perfectamente, pero no por eso tiene que pensar en echarlo todo a perder. Llegar a donde está significa mucho esfuerzo, mucho sacrificio... el deporte se convierte en sus vidas; durante toda la juventud miran hacia arriba, buscan triunfar.

Trinufar. Qué gran palabra. Qué sonrisas dibuja en la cara. Pero que difícil es llegar a ello: llegar a triufar. Suena bien, suena muy bien. Y poco a poco, los Costas, Maldonados, Márquez's y compañía se acercan a ello. Son buenos, y si siguen así, es solo cuestión de tiempo que ellos ya triunfen en lo más alto. Porque triunfar, lo que se dice triunfar, ya han triunfado hoy mismo.

Monday, May 11, 2009

Uno por uno // El especialista en ser el eterno segundón

Es todo un veterano. Tiene experiencia, mucha experiencia. Conoce la Fórmula 1 muy bien, después de su largo paso por Ferrari y luego por Honda. Ayer corrió su gran premio 275, casi nada... Pero no hay manera de quitarse la etiqueta de eterno segundón. Seguro que ya saben de quien estoy hablando... sí, exactamente, de Rubens Barrichello.

Hace solamente unos meses parecía que su adiós a la categoría reina era inminente. Honda desaparecía, y el nombre de Bruno Senna sonaba con gran intensidad como el siguiente brasileño en substituirle. Pero Ross recuperó a un equipo ya moribundo y lo bautizó como Brawn GP, apostando por la experiencia en vez de la juventud y las ganas.

Continuar. Eso es lo que decidió Rubens. Tenía ante si una gran oportunidad para acabar su carrera y correr para él, no para su compañero de equipo. Y es que durante años, por no decir durante toda su vida profesional en la F1, el brasileño ha sido el escudero, el número dos, el piloto al servicio del primer piloto. Sobre todo en Ferrari con Michael Schumacher. Le cubría las espaldas, conducía para Michael, defendía al alemán, respaldaba al campeón.

Pero llega un momento en la vida en la que uno mismo quiere ser algo más que esto; no estar siempre al servicio de otro. Debe dar rabia ir primero y tener que esperar a tu compañero; hacer de tapón, o fingir adelantamientos. O que te digan por radio que debes dejar paso o aflojar el ritmo... En definitiva, que el equipo mire siempre primero por el bien del otro. Y Rubens tenía y tiene calidad para ser más que un eterno segundón.

Se buscó la vida. Ficho por Honda. Pero claro, no es lo mismo llevar un Ferrari que un Honda. En este equipo ya coincidió con Button en el 2005, y volvieron a ser unos años poco productivos... para los dos.

Y llegamos a la situación actual. Creo que nadie se hubiera imaginado que Rubens y Button acabaría con un coche tan competitivo, creo que ya se puede decir que el claro candidato al campeonato de constructores con permiso de Adrian Newey. Pero el caso es que ni ahora lo ha conseguido el brasileño; y este fin de semana en Montmeló se ha visto claramente: la estrategia de Brawn era de tres paradas para sus dos pilotos, pero a media carrera la cosa cambió y el inglés solo se detuvo en dos ocasiones. Y para colmo, Rubens tuvo que lidiar con un juego de ruedas defectuoso.

Esto empieza a oler mal, muy mal. Button ya ha conseguido su cuarta victoria de cinco posibles, mientras que Barrichello aún no ha subido a lo más alto del podio esta temporada. Está decepcionado, ve que vuelve a pasar lo mismo que en Ferrari o en Honda... todo empieza a girar en torno al inglés; ve que empieza el martirio de nuevo. Y lo tiene claro: "si tengo la menor prueba de que han favorecido a Jenson, cuelgo el casco mañana mismo". Se puede decir más alto, pero no más claro. El brasileño estaba ilusionado, se veía con grandes posibilidades de hacer su sueño realidad, de dejar de ser una sombra. Y ve que vuelve la misma historia. Pero esta vez no lo va a volver a aguantar. No. Ya ha tenido suficiente.

Quiere triunfar. Pero al lado tiene al piloto del momento. Va a ser difícil, muy difícil, sobre todo a medida que vayan pasando las semanas. Está claro que la temporada de Button está siendo excelente, pero creo que esto no es motivo para volvarse al 100% con el inglés. Aquí es donde aparece la palabra equipo. Tienen que haber igualdades, no puede ser que a estas alturas se mire solo por el bien de uno. Espero que el cambio de estrategia no sea el principio de una historia que se repetiría para Barrichello. Aunque él lo tiene claro, si sucede, se va. Así de claro. Y tampoco me extraña; Rubens es ya un gato viejo que no está aquí para pasar el tiempo: quiere lo mejor para él, quiere ganar. Aunque eso sí, si decide irse, la puerta para que el gran Bruno Senna dé el salto a la Fórmula 1 puede volver a abrirse...

Fórmula 1 // ¿Quién dijo cambios?


¿Cambios? ¿Que la llegada a Europa iba a suponer una mejora para muchos equipos? ¿Que ya no iba a ser un paseo para Brawn GP? Nada de todo esto. La carrera de hoy en Montmeló ha venido a confirmar el dominio de Brawn GP. Una de las imágenes del día la hemos podido ver al final de la carrera: cuatro, cuatro eran los dedos que mostraba un eufórico John Button, padre del líder del mundial. Y es que el inglés ya ha ganado cuatro de las cinco carreras.

Pero no está solo. Hoy, como en Australia, doblete de Brawn. Barrichello no se quiere quedar atrás en la lucha por el mundial y también va a por todas. Y ha salido muy bien, pasando a liderar la carrera. Y parecía que hoy iba a ser su día, que iba a ganar en su gran premio número 275, pero al final se ha impuesto su compañero Button, o Buttonfly como le llama Josep-Lluís Merlos. En la rueda de prensa el brasileño se mostraba decepcionado, y es que él mismo ha visto que se le ha escapado una gran posibilidad de victoria.

Red Bull sigue delante
Imparable Red Bull. Imparable Vettel. Y a la altura Webber. Hoy tercero y cuarto, y son los únicos que siguen la estela de los Brawn. Ya lo he dicho varias veces, pero lo repito: Vettel va a dar mucho, mucho de que hablar. Y ya lo está haciendo. Por su parte, Webber ha conseguido una meritoria tercera posición y se mostraba contento.

También estaba sonriente Fernando Alonso. Después de decir ayer que lo máximo a lo que podía aspirar era a estar luchando por una décima posición o como máximo por un puntito, la quinta posición de hoy sabe a gloria. Poco a poco el R29 parece que va cogiendo forma, aunque queda mucho por hacer. Pero mientras Piquet siga sin ni siquiera entrar en la zona de puntos luchar por el campeonato de constructores parece misión imposible. Van a necesitar suerte...

Ferrari no levanta cabeza
Hablando de suerte, en Ferrari es toda negativa. Se ve que no tuvieron suerte con lo sucedido en Bahrain y en los grandes premios anteriores. No han tenido suficiente, y entre hoy y ayer hemos vuelto a ver el resultado de un tipo de decisiones muy tontas: ayer, se confiaron y Raikkonen pagó las consecuencias; y hoy han calculado mal y Massa se ha quedado sin gasolina. Un hecho que ha aprovechado Alonso para avanzar una posción. Muy mal está la Scuderia, muy mal.

Ha sido una carrera que ha empezado mal para Toro Rosso, que en la primera vuelta se ha visto implicada en el espectacular accidente de donde Trulli tampoco se ha podido escapar. Una pena, ya que el italiano tenia muchas posibilidades de hacer un gran papel hoy aquí en el Circuit. Una carrera que se ha ido tranquilizando a medida que han ido pasando los minutos, y que han disfrutado los cerca de 92.000 aficionados que se han acercado al Circuit. Una cifra que ha disminuido respecto a los últimos años, seguramente a causa de la crisis económica.

Próxima parada, Mónaco
Glamour, famosos, dinero... la próxima cita del campeonato será en Mónaco. El circuito urbano será un gran desafío para todos. Y como ha dicho Alonso, lo bueno es que aquí no ganará el más rápido sinó que el más habilidoso. Los muros y la pista estrecha hacen de Monte Carlo un circuito difícil. Hasta entonces, quedan dos semanas para prepararlo todo. La emoción está asegurada.

Saturday, May 9, 2009

Sí, definitivamente la emoción es venir


Quedan pocas horas para que volvamos a vivir una nueva carrera de Fórmula 1. Pero ya no se trata de citas que tienen lugar en la otra punta del mundo, lejos de aquí; no, esta semana es diferente. Montmeló es esta semana el centro del mundo en lo que a automovilismo se refiere. Se respira un ambiente de constante expectación; el rugir de los motores no cesa... es emocionante. La marea azul ha llegado con ganas para apoyar a su campeón, Alonso. Y si no que se lo pregunten... correr cerca de casa motiva, las gradas llenas de gente que ha esperado con ansia verle pasar.

Pero a veces las cosas pueden ir demasiado lejos. En la sesión de puertas abiertas del jueves sucedió lo que se tendria que evitar: Alonso se acercó a sus fans, pero los diversos fotógrafos que querían una instantánea del momento se acercaban demasiado. Alonso no podía respirar; ni él, ni alguno de sus fans como un joven en silla de ruedas a la que se subieron para fotografiar mejor sin pensárselo dos veces. Indignante. No me extraña que Alonso se impusiera y los echáse para atrás. El asturiano tenía toda la razón, defendía a los suyos de los ansiosos fotógrafos... aunque luego algunos periodistas aprovecharan para utilizarlo lo sucedido en contra de Fernando.

Un error más
Pero hablemos de lo que verdad interesa: lo que sucede sobre la pista. Estar en el circuito es un no parar. Parecía que iba a ser un buen gran premio para Ferrari, que iba a renacer. El paquete de cambios que trían al Circuit pintaba muy bien. En los entrenamientos libres parecía claro que la escudería italiana había vuelto para quedarse. Pero no, finalmente no ha sido así, y todo a causa de otro error tonto (y ya van bastantes en cinco grandes premios), al confiarse demasiado y decidir que Raikkonen no necesitaria salir a rodar otra vez. Pero en la Fórmula 1, quien no corre, vuela. Y por tontos el finlandés se ha quedado en la Q1.

Su compañero de equipo, Felipe Massa, al menos ha podido llegar hasta la Q3, pero los tiempos no han sido de los mejores. Y hablando de los mejores, lo de Button y Brawn GP es impresionante. Con pensar que casi se queda sin equipo ni coche! El inglés ya ha conseguido su sexta pole de su carrera, la tercera esta temporada. Y no es todo: ha ganado 3 de los 4 grandes premios, y va a por todas. Mañana tiene muchísimas opciones de ganar, aunque hay que decir que es de los que va menos cargados de gasolina. Pero opciones tiene, sobre todo si miramos atrás y vemos que en Montmeló el que sale de la pole ha ganado en varias ocasiones.

Baby Schumi sigue fuerte
Queda claro que Sebastian Vettel es ya una realidad, nada de promesa. El joven alemán ha acabado segundo, y su Red Bull (o mejor dicho, su amiga y hermana sucia de Kate -leelo en uno de los posts anteriores -) es uno de los monoplazas más competitivos de la parrilla. Adrian Newey es un genio. Vettel tiene mucho que decir esta temporada, y no deja pasar ninguna oportunidad para demostrarlo. Y solo con pensar que mañana puede llover... puede ser otro gran espectáculo de Baby Schumi.

El que no está ni mucho menos fuerte es Hamilton. El inglés tiene aún muchas dificultades para estar arriba. Como hemos podido ver hoy, no ha pasado de la Q2. Pero no es solo él. Es su equipo al completo. McLaren definitivamente no es el equipo del año pasado. Kovalainen ha defraudado quedándose junto con Raikkonen en la Q1. Tienen que reaccionar. Hay que admitir que el inglés sale mañana muy cargado de gasolina, pero no es escusa, y menos para el actual campeón del mundo.

Por lo que hace a los demás equipos, Toyota sigue en su línea. Parecía que tanto Trulli como su compañero Glock iban a clasificarse más arriba que en la sexta y séptima posición, pero tienen un gran ritmo de carrera y no han dicho ni mucho menos la última palabra. Yo apostaría por ellos (sobre todo por Trulli) en esta carrera. BMW, en cambio, no levanta cabeza. Es un equipo que no me inspira confianza alguna, y sus pilotos no dan garantías de poder estar en el grupo de cabeza. Pero en Williams las cosas estan un poco mejor. En los entrenamientos libres han estado arriba, aunque a la hora de la verdad no han podido mantener el ritmo. Pero Rosberg sobre todo tiene calidad.

No todo es Fórmula 1
Pero en Montmeló hay mucho más que ver que la categoría reina. En la Porsche Cup Siso Cunill se está adaptando a la competición y poco a poco va demostrando de lo que es capaz. Pero la GP2 es un grandísimo espectáculo. Hoy hemos podido disfrutar de la primera carrera de la temporada. Se notaban las ganas, ha sido puro espectáculo. Grosjean, después de conseguir la pole ayer, ha ganado la carrera, con un Petrov que ha conseguido la segunda posición y D'Ambrossio tercero. Ha sido un gran duelo entre los jóvenes pilotos que quieren llegar a la Fórmula 1. Igual de espectacular como el accidente entre Di Grassi y Álvaro Parente, que ha acabado con su monoplaza literalemente encima del piloto brasileño. Pero el que ha hecho una gran remontada ha sido Pastor Maldonado. El piloto de Art ha demostrado que nadie ni nada le puede parar los pies, y si la carrera llega a durar un poco más, acaba en el podio seguro.

Era la primera carrera de la temporada, y la primera en la carrera de Dani Clos. El catalán ha empezado muy bien después de salir de la decimoséptima posición. Ha ido remontando posiciones demostrando que a pesar de ser rookie va a dar mucho de que hablar, hasta llegar cerca de las diez primeras posiciones. Pero finalmente ha tenido que abandonar. Toda una pena, porque su carrera prometía. Con su abandono, la primera de las dos carreras ha sido un resultado muy negativo para el equipo Racing Engineering. La cara de Alfonso de Orleans ya en boxes lo decía todo. No estaba nada contento; pensativo, mirando triste uno de sus dos monoplazas, su alegría por el gran trabajo de la pretemporada se ha visto ensombrecida por el resultado. Pero esto es solo el principio. Queda mucho camino por recorrer, y el equipo de Alfonso puede estar orgulloso de lo que ya han conseguido. Estoy segura de que los buenos resultados son solo cuestión de tiempo; de muy poco tiempo.

Y bueno, mañana más. Mañana es el gran dia que muchos hemos esperado con ansia. La carrera de Fórmula 1 promete, igual que la de GP2, con las ocho primeras posiciones de la parrilla invertidas, y la Porsche Cup no se puede olvidar. En conclusión: Montmeló es estos días sinónimo de carreras, emoción, pasión, sol, calor, acreditaciones, periodistas, pilotos, rugir de motores... y sobretodo de ganas, muchas ganas de vivirlo de cerca.

Tuesday, May 5, 2009

Fórmula 1 // Montmeló: espectáculo y pasión, verdadera pasión

Por fin. Ha llegado la hora; el gran circo de la Fórmula 1 llega al Circuit de Catalunya. Al circuito donde hay el mejor ambiente, donde los espectadores se hacen notar, donde da gusto competir. Es la primera carrera europea de la temporada: dejamos atrás el calor asfixiante de Australia o la humedad de Malasia; la intensa lluvia de China o la poca expectación de Bahrain. Volvemos a vivir la Fórmula 1 de cerca, muy cerca. Montmeló se prepara para servir emoción y espectáculo a toda velocidad.

Ficha técnica
Fecha: 10 de mayo
Circuito: Catalunya
Vueltas: 66
Longitud: 4,655 m
Distancia de carrera: 307,194 km
Récord: Kimi Raikkonen, 1:21:670 (2008)
Pole 2008: Kimi Raikkonen (Ferrari)
Ganador 2008: Kimi Raikkonen (Ferrari)

Equilibrio en los reglajes
Una de las principales características del Circuit de Catalunya es la necesidad de encontrar un buen equilibrio en lo que a reglajes se refiere. El motivo es muy simple: la necesidad de contar con una resistencia baja para la recta de meta se contrapone con la carga necesaria para las curvas medias que componen el resto del circuito. Todo un reto para los equipos. Aunque la ventaja es que este es un circuito muy utilizado durante la pretemporada, algo de lo que se puede sacar provecho, aunque sea un provecho igual para todos.

Donde ya no veremos tanta igualdad será en las novedades que se van a introducir en este gran premio. Al finalizar la carrera en Bahrain, Button ya dijo que a Brawn les habían atrapado, y que ya no iba a serles tan fácil. Toyota sigue teniendo un gran ritmo de carrera, igual que los Red Bull. Pero no hay que olvidarse de Ferrari, que aquí va a introducir una serie de cambios como afirmó la semana pasada el piloto probador Marc Gené en la presentación del gran premio en Montmeló. Para muchos equipos, entre ellos Renault, Barcelona se ha convertido en el nuevo punto de partida para afrontar el mundial. El comienzo de la temporada europea tiene que significar un cambio en los resultados. Parece un punto y seguido, pero para muchos, esto es un punto y aparte: ahora empieza la hora de la verdad.

Adelantamientos emocionantes
Sin duda alguna los mejores adelantamientos se verán en la salida, al final de la recta de meta. En las tres primeras curvas vamos a ver a los monoplazas rueda a rueda, y el KERS será muy necesario para marcar la diferencia desde el principio. Pero el espectáculo no se acaba aquí. Con la introducción el año pasado de la chicane RACC antes de la última curva, mantener el control se hace más difícil, y salir bien de aquí puede permitir que los pilotos cuenten con un buen rebufo para afrontar la recta principal con gran velocidad.

Durante los primeros cuatro grandes premios de la temporada hemos podido ver como la nueva aerodinámica y la utilización de los neumáticos slick han posibilitado que haya más cantidad de adelantamientos, además de que los monoplazas se acerquen mucho más unos a otros que antes. Y aquí en Montmeló no va a ser menos. El especatáculo está garantizado.

Una afición de primera
Bernie Ecclestone ya lo dijo el otro día: si tuviera que recomendar un gran premio, sin duda uno de ellos sería el de España. Y el motivo principal, por como se vive; por la gran afición. Vivir el gran premio desde el circuito es una experiencia indescriptible: el rugir de los motores se mezcla con el rugir de la afición, una mezcla mágica, única, emocionante y sorprendente. Es por eso, y como indica el eslogan de este año, que la emoción es venir.