Wednesday, May 20, 2009

Mónaco: mucho más que simple velocidad

Y llegamos a una de las citas más esperadas de la temporada: el gran premio de Mónaco. Es tierra de valientes, un lugar solo apto para los que arriesgan, para los que no tienen miedo; que se aparten los cardíacos... aquí es donde de verdad se diferencia a un joven de un hombre, a un piloto bueno de otro excelente. Señores y señoras, ¡esto es Monte Carlo!

video

Ficha técnica
Circuito: Mónaco
Vueltas: 78
Longitud: 3,340
Distancia de carrera: 260,520 km
Récord: Michael Schumacher, 1:14:439 (2004)
Pole 2008: Felipe Massa (Ferrari)
Ganador 2008: Lewis Hamilton (McLaren)

Todos sueñan con llegar a correr en este circuito urbano alguna vez. Deslizarse a grandes velocidades por las glamurosas calles de Montecarlo es algo único, pero a la vez muy difícil. Esto es un circuito urbano; el límite entre la perfección y el fracaso es ínfimo. Pero todos saben que un error aquí cuesta muy, muy caro. Un error significa irte contra el muro y decir adiós a la carrera. Pero esto no les asusta, lo que hace es motivar aún más a los pilotos.

Sin lugar para el despiste
El circuito de Mónaco requiere concentración en todo momento. Un descuido, medio segundo sin pensar solamente en la carretera, y estás fuera. Si conduces, mira la carretera. Está claro. Las calles por las que se circula son muy estrechas, con guardarraíles a ambos lados. Los lugares para los adelantamientos son escasos, pero hay que arriesgarse si se quiere ganar.

Y aún sin quererlo, siempre hay accidentes. Ya puede uno estar concentrado al 100%, que si otro se despista cerca tuyo, no tienes nada que hacer. Pero esto forma parte del gran premio de Mónaco.

Salir delante
Se podría decir que aquí es donde la pole se convierte en la posición más importante. Es imprescindible salir delante si no se quiere sufrir más de lo esperado. Aquí, la pole es realmente definitiva a causa de las pocas posibilidades de adelantamientos. Siempre hay la alternativa de adelantar con los pit stops, pero a veces puede no salir bien. Y luego está el Safety Car... que se puede convertir, sin quererlo, en el protagonista del dia.

Pero esto no quiere decir que no vayamos a ver adelantamientos. Sí que hay puntos donde adelantar, lo que pasa es que son solo para los más valientes. Los puntos más claros son después del famoso túnel y antes de la chicane. Aunque eso sí, si te pasas de frenada, aquí no hay vuelta atrás...

La hora de la verdad
Aquí ya no vale ser el más rápido. Entra también, y más que nunca, la habilidad y mantener la cabeza fría. Brawn Gp puede que siga teniendo el mejor coche, el más rápido, a medio segundo por delante de los demás. Pero aquí la velocidad no sirve. El coche tiene que estar equilibrado para negociar las lentas curvas de Monte Carlo pero a la vez ser rápido en las rectas. Y lo más importante: el piloto tiene que ser bueno, muy bueno.
Es por eso que este gran premio puede que sea de los más igualados de lo que llevamos de temporada. Ya vimos que Ferrari se estaba despertando, y Fernando es muy bueno en este tipo de circuitos técnicos. McLaren puede estar delante, y pilotos como Trulli, Vettel o Webber pueden dar la campanada...

Un no parar
Mónaco estos días es sinónimo de adrenalina, fiestas, concentración y espectáculo asegurado. Durante este fin de semana van a desfilar por el Principado un sinfín de personalidades. Pero lo importante es lo que pasa sobre el asfalto. Además del gran circo de la Fórmula 1, vamos a poder disfrutar de la exhibición de los jóvenes talentos de la GP2, la Porche Super Cup y de las Renault World Series. Un verdadero escaparate donde darse a conocer a nivel mundial, delante de tanta expectación y en un circuito histórico como este. Así que, no lo duden, el espectáculo está más que asegurado.

No comments: