Sunday, April 19, 2009

Fórmula 1 // Vettel, el rey sobre mojado

Dos de dos. El piloto de Red Bull Sebastian Vettel ha ganado su segunda carrera en la Fórmula 1 después de un especatacular fin de semana en el circuito de Shangai. En Monza ya pudimos ver que el agua no le asusta, y hoy en China, donde ha dominado la carrera de principio a fin, hemos podido constatar que el alemán tiene un futuro brillante por delante. El agua no le asusta, y ha llevado a Red Bull a su primera victoria después de conseguir ayer la primera pole para el equipo de Adrian Newey y compañía.
Una carrera que ha seguido con la tónica de esta temporada. Y es que de las tres carreras que se han disputado, ninguna ha sido normal. La polémica de Australia, la lluvia torrencial de Malasia, la salida lanzada detrás del Safety Car por culpa de la lluvia en China... no hay forma. La carrera de hoy se ha visto afectada por la lluvia de nuevo. Los monoplazas han tenido serias dificultades de mantenerse en la pista, y la poca visibilidad generada por la estela de agua de los coches han hecho que los pilotos se deslizaran por el asfalto. Hamilton, Alonso, Kubica, Sutil... han sido algunos de los que han sufrido.
Cara y cruz
Qué pena la salida y el choque contra el muro del piloto de Force India Adrián Sutil. Iba en sexta posición, y parecía que iba a conseguir los primeros puntos en la Fórmula 1 tanto para él como para su equipo. Ya estuvo a punto en Mónaco el año pasado, pero ni entonces ni hoy lo ha podido conseguir. Toda una pena porque lo había hecho muy bien hasta el momento del accidente. Por otro lado, la parte positiva la ha protagonizado Mark Webber consiguiendo el doblete para Red Bull al acabar por detrás de su compañero Vettel. Toda una alegría para el segundo equipo italiano de la Fórmula 1, donde Adrian Newey ha diseñado un coche ganador. Y sin KERS ni doble difusor.

Sin puntos
Ferrari sigue en el pozo. Y muy hundido en él. Es realmente sorprendente ver al equipo italiano sin ningún punto en su casillero después de tres, sí, sí, han leído bien, tres grandes premios. Raikkonen ha acabado décimo y Massa ha tenido que abandonar después de que su coche dijera basta cuando rodaba en tercera posición. Otro que no ha puntuado hoy es Alonso, que se ha equivocado en la estrategia al dirigirse a boxes cuando el safety car estaba en pista. De la segunda a la última posición cuando solo se habían dado unas siete vueltas. Ha remontado, pero una deslizada por el asfalto a media carrera lo ha sentenciado y lo ha dejado fuera de los puntos, en la novena posición.

Piquet también ha defraudado. Lo mínimo que tiene que hacer es acabar las carreras si quiere seguir vivo en el gran circo de la Fórmula 1. Hace unas semanas confiaba en que esta temporada las cosas iban a cambiar, pero ya llevamos tres carreras y no veo mejora por ningún lado. En Renault ya se empiezan a cansar del brasileño, y ya se empiezan a escuchar algunos nombres para substituirlo... desde Grosjean hasta Di Grassi, pasando por Takuma Sato. Si no reacciona, Piquet tiene los días contados.

Sí hay dos sin tres
El equipo Brawn GP no ha podido encadenar tres victorias consecutivas. Button ha subido al último cajón del podio y Barrichello ha acabado cuarto. Puede que la lluvia se haya aliado con los demás pilotos, pero se ha roto la hegemonía de Button en cuánto a victorias se refiere. Algo que da más emoción a un campeonato que aún nos depara muchas sorpresas.

Sorpresas como la que hemos podido vivir en McLaren. Parece que poco a poco van mejorando, y Hamilton ha hecho una gran carrera donde ha tenido opciones de podio hasta que se ha salido. Kovalainen ha acabado quinto y ha puesto punto y final a su mal inicio de temporada donde no había puntuado al no haber rodado ni una sola vuelta en los dos grandes premios anteriores. Un equipo McLaren que, junto con Heidfeld, son los únicos que han decidido correr con el KERS.

La decisión del KERS
Parece mentira que, depués de la gran inversión de tiempo y dinero invertido en el KERS por los diversos equipos, solo lo lleven tres monoplazas en la tercera carrera de la temporada. La mayoría, incluido Alonso, cree que no sale a cuenta. Parecería lógico utilizarlo en China, donde las rectas son tan largas, pero de momento es más un problema que una solución. Veremos que sucede a lo largo de la temporada, sobre todo teniendo en cuenta que la temporada que viene el KERS será obligatorio...

La próxima parada será Bahrain. Y no hay tiempo para descansar. La semana que viene el gran circo de la Fórmula 1 desembarca en el desierto de Bahrain. Esperemos que la lluvia no entorpezca de nuevo el espectáculo. Parecería una contradicción hablando del desierto, pero después de lo que pasó en Qatar con la Moto GP, todo es posible...

3 comments:

Funcionario's blog said...

Muy bien. Estoy seguro que no tendrás problema alguno en encontrar un huequecito dentro de la carrera periodística.

Pues yo igual que tú. Me llamó especialmente la atención las declaraciones de Alonso al final de la carrera (que si la estrategia, que si la lluvia, que si...) No hay que engañarse: Alonso se salió 4 ó 5 veces, y eso le ha hecho acabar tan atrás (incluso con los tiempazos que iba haciendo).

Es más, yo me preocuparía porque el equipo "por libre" (entiéndase Red Bull) vaya haciendo carrerón tras carrerón (y sin difusor) y el "oficial" no acabe de levantar cabeza.

Eso sí, la carrera estuvo muy entretenida, y Vettel fue un justo triunfador.

jordicine said...

En saps un munt d'això de la Fórmula 1. Estic amb en Pedrolove. Faràs forat a la professió segur. Un petó.

Tabatha Valls said...

Hola!!

Moltes gràces als dos... que em poso vermella! La cosa està difícil, però d'il·lusió i ganes no em falten!!

Vettel es va mereixer la victòria, sí, és un gran pilot que poc a poc va donant a conèixer tot el que pot oferir a la pista!