Thursday, February 12, 2009

Fórmula 1 // Una tormenta de contratiempos

No es oro todo lo que reluce. Ferrari, BMW y Toyota decidieron viajar hasta Bahrain para entrenar durante toda esta semana, pero les ha salido el tiro por la culata. En Jerez las previsiones meteorològicas eran muy malas; en Bahrain parecía que iba a reinar el buen tiempo y que por tanto podrían probar los slicks, la aerodinámica y el KERS en un circuito en el que se va a correr esta temporada. Hasta aquí todo perfecto.

Pero el dinero no lo es todo, ni siquiera en la Fórmula 1. A veces, disponer de un presupuesto más bajo y tener que conformarse con entrenar en Jerez, como le ha pasado a Renault, McLaren, Williams y Red Bull, puede tener mejores consecuencias. La metereología es imprevisible, no se compra con dinero. Y la tormenta de arena que azota Bahrain ha arruinado los planes de los equipos desplazados hasta allí.

El primer dia de entrenamientos en el país más pequeño del Golfo Pérsico ya sirvió de aviso para los equipos. La densa niebla que se apoderó del circuito a primera hora de la mañana ya empezó por dificultar las cosas, aunque Timo Glock pudo rodar durante 79 vueltas con el nuevo Toyota TF109 y lograr el mejor tiempo del día. Y Massa y Kubica también consiguieron rodar durante casi un centenar de vueltas y familiarizarse un poco con el bólido. Pero lo peor estaba por venir.

Mientras tanto, en Jerez, tampoco empezaron con buen pie a causa de una lluvia intermitente. El piloto más producitvo fue Sebastien Buemi, que consiguió hacer el tiempo más rápido con su Toro Rosso. Vettel hizo el segundo mejor tiempo y se empezó a aclimatar al nuevo coche. Este primer dia de entrenamientos también lo aprovecharon Kovalainen, Piquet y Hulkenberg, el piloto probador de Williams. Unas vueltas que sirvieron generalmente para centrarse en probar las novedades introducidas este año. Hay muchas novedades, y por tanto el tiempo es oro.

Un tiempo que se ha perdido en Bahrein. Literalmente significa el reino de los dos mares, pero seguro que a partir de ahora lo recordarán por el reino de las dos tormentas de arena. La poca visibilidad y las malas condiciones han hecho que se tengan que suspender los entrenamientos. Una situación frustante, sobre todo a estas alturas, donde es imprescindible rodar todos los quilómetros posibles y familiarizarse con el coche.

Justamente esto, familiarizarse, es lo que ha hecho Webber. Después de su accidente en noviembre donde se rompió una pierna, el australiano se ha vuelto a subir a un monoplaza. Junto a él, Buemi, Kovalainen, Nakajima y Piquet han seguido evolucionando con el coche y simulando situaciones de carrera.

Y hoy ha sido el turno de Fernando Alonso. Quería valorar la competitividad del nuevo R29 y ver donde falla, y se ha entregado en cuerpo y alma. Durante 133 vueltas, como si se tratara de un doble gran premio, ha podido examinar el coche a fondo. Ha mejorado los tiempos de Piquet, pero aún está muy lejos de sus verdaderos rivales. Y lo más preocupante es que sigue estando a medio segundo de Vettel, que conduce un Red Bull totalmente nuevo pero con un motor ni más ni menos que Renault. Las cosas no funcionan en el equipo francés: el R29 es lento y poco fiable y, si se quiere luchar por el mundial, se tiene que solucionar ya. Es por eso que en los entrenamientos aquí en Montmeló no veremos a la escudería francesa, que trabajará en la fábrica.

Demasiados contratiempos en esta pretemporada. Aún queda mucho por hacer, y el tiempo avanza sigilosamente. Querer estar en la cima no es tarea fácil, y eso lo saben todos muy bien. Para ello, solo hay una solución: seguir trabajando duro y no rendirse nunca. Son momentos difíciles, de confusiones y de muchas decisiones; pero por el esfuerzo merece la pena, y mucho: la recompensa puede ser estar en lo más alto.

3 comments:

pro_magicalonso said...

Sinceramente yo no he visto tan mal al Renault hoy, en tandas largas ha estado como todos, es muy fiable y además me fijo que en Portimao apenas rodó y para mi estos es como si fueran los primers test, se verá el cambio de aqui a la próxima vez que vengan a Jerez siempre es normal tener problemilla, yo sigo viendo a Alonso confiado, dice que ve mejor el R29 que el R28 y eso es una gran noticia y si él se está mojando tanto por algo es, así que sigo muy confiada en que el R29 con Alonso nos van a dar muchas alegrías este año.
En cuanto a lo de Bahrein a veces el dinero no lo es todo y no ha podido parar una tormenta de arena, pero es una pena, con tan poco entrenamiento que hay este año, encima perderse uno es una verdadera pena, lo mismo cuando aqui se perdieron prácticamente los de Portimao por mal tiempo, este año tan justos que se va y enciima el tiempo no acompaña. Espero que mañana, mejor dicho hoy, les haga mejor tiempo allí y puedan rodar sin problemas.
Y en cuanto aqui, que veamos a un R29 muy fiable como hoy. Un beso

Tabatha Valls said...

Hola PRO_MAGICALONSO!
Sí, es verdad que el Renault aún ha rodado muy poco y que Alonso no ve las cosas tan negras... pero sigue estando por detrás de otros equipos. Solo espero que se encuentre una solución, y pronto, porque ya queda muy poco.
Pero sí que es verdad que esta pretemporada está siendo bastante injusta: dejando a un lado que este año habrán muy pocos entrenamientos, el tiempo está frenando mucho la evolución de los coches; tormentas de arena, lluvia... esperemos que se saque más provecho de los entrenamientos que quedan!!

Un beso!!

jordicine said...

Passa'm un e-mail quan puguis. Tema: sopar blogger.