Tuesday, September 1, 2009

El mundo al revés

Primer podio del equipo Force India y, de nuevo, un Ferrari en última posición. Parece mentira, pero es la pura realidad. La pole que consiguió Giancarlo Fisichella el sábado no era fruto de la casualidad. El equipo de Vijay Mallya ya avisó, y en la carrera de ayer confirmó que eran competitivos. Todo al contrario que en Ferrari, y más concretamente el Ferrari de Luca Badoer, que volvió quedar último y demostró que, definitivamente, no está al nivel.

Hasta ahora, la mejor posición del equipo indio en la Fórmula 1 era una novena posición, conseguida primero por Adrian Sutil en Australia y luego en Mónaco por Fisichella. Habían llegado a estar a las puertas de los puntos, pero nadie se imaginaba que llegarían a disputarle la victoria de tu a tu a todo un campeón mundial como es Räikkönen con su Ferrari. Suerte del KERS, que sino lo hubiera tenido muy difícil... Pero esta temporada está siendo de locos, y todo es posible.

El hombre de hielo volvió a subir al primer escalón del podio, algo que no hacía desde el Gran Premio de España del año pasado. Y le dió un nuevo y esperado triunfo a Ferrari, que no ganaba desde la cita de Brasil donde se decidió el campeonato. El bólido rojo vuelve a ser lo que era... al menos si no contamos las actuaciones de Badoer, que sigue sin estar a la altura. Durante dos grandes premios un Ferrari ha ocupado la última plaza, algo que hace demasiado daño a los ojos, y que en Monza esperemos que no se repita.

Y no se repetirá porque le buscaran un substituto. Llega el gran premio de Monza, la Scuderia corre en casa, y no pueden defraudar. Y precisamente, el que tiene más números para substituir al italiano es otro italiano que este fin de semana ha subido al podio, Giancarlo Fisichella. Parece ser que Marc Gené tendrá que seguir esperando. Pero hay muchos más nombres... desde Anthony Davidson hasta Nelson Piquet, o el mismísimo Fernando Alonso!

Pero todo esto son especulaciones, y tendremos que esperar... igual que Fernando, que tendrá que esperar aún más para volver a subir al podio. No hay palabras para describir lo de ayer. Parecía que por fin podría celebrar un nuevo podio, pero cuando no es el coche, son los mecánicos... además de la mala suerte, claro. Al final tuvo que abandonar.

Por otro lado, Button puede respirar tranquilo. Después de quedar fuera de la carrera en la primera vuelta, puede dar gracias a Diós que Barrichello solo consiguiera dos puntitos y que Vettel acabara tercero. Aún cuenta con bastantes puntos de ventaja, pero tiene que reaccionar si no quiere perder el mundial. Se le ve nervioso al inglés. Parece que la presión empieza a poder con él. Ya en la vuelta de calentamiento, se pasó de frenada y demostró que tranquilo, no estaba. No está fuerte mentalmente, y esto le puede jugar una mala pasada. A día de hoy, creo que no está nada claro que gane el mundial.

Es, por tanto, un mundial incierto. Button ya no es aquél piloto inexpugnable que lo ganaba todo. Ferrari acaba en última posición, y excampeones del mundo como Fernando Alonso, Hamilton o Räikkönen no están en la lucha por el mundial. Algo insólito. Es el mundo al revés.

2 comments:

jordicine said...

Com a mínim s'iguala tot, no? L'inici del Mundial era massa monocromàtic, pel meu gust. Un petó.

Funcionario's blog said...

No hay como pedir para que te den. Uno pedía emoción, y ahí está Spa.

Uno pedía adelantamientos, y ahí estuvo Spa.

Uno pedía un safety car, y ahí estuvo Spa.

Uno pedía sorpresas y que Force India puntuase, y ahí estuvo Spa.

En fin, un gran Gran Premio. Hacía mucho que no disfrutaba tanto.

PD. Para mí se debió investigar el adelantamiento de Raikonnen, en la salida, por fuera, que lo hubiese dejado fuera del podio seguramente.

PD2. Una pena lo de Alonso, la verdad. Esperemos que el año que viene en Ferrari no le pase nada de esto.