Tuesday, June 16, 2009

Silverstone recibe por segundo año consecutivo a un inglés líder

Jenson Button es un hombre muy feliz. Y llega a casa como líder del mundial, algo que ya pasó el año pasado con su compatriota Lewis Hamilton. Parece que se han cambiado los papeles... Button no se imáginaba ni en los mejores de sus sueños que esta situación se haría realidad. Y de pronto, el inglés del momento es un piloto que hace tansolo unos meses no sabía ni si tendría equipo para correr en la Fórmula 1...

Button lleva una gran ventaja respecto los demás pilotos. Button vuela sobre el asfalto, ya sea en Australia, Barcelona, Mónaco o Turquía. No importa. El inglés va camino de batir todos los records... Pero en Silverstone no lo va a tener fácil: durante los últimos diez años, el hombre que salía de la pole solo ha ganado la carrera en dos ocasiones. Sí, ya doy por hecho que el inglés se impondrá en la sesión de clasificación. No hay quién le pare cuando solo se mide la velocidad.

Pero la carrera será otra cosa. La lluvia siempre ha estado muy presente en el Gran Premio de Gran Bretaña, y un poco de agua sobre el asfalto puede dar oportunidades a pilotos como Vettel o Glock. Pero en carrera también entran en juego otros factores como la aerodinámica, donde es necesario tener suficiente adherencia para ir rápido en las curvas más veloces. Y las rectas largas y frenadas cortas complican los adelantamientos.

Silverstone además es un circuito bastante exigente para los neumàticos, por no decir que es uno de los trazados más duros en este aspecto, junto a Barcelona y Spa. Pero el aspecto que preocupa más a los pilotos es el viento. No hay que olvidar que Silverstone es un antiguo aeropuerto, y por lo tanto está muy expuesto al viento. Esto hace que las fuertes rachas de viento puedan modificar el equilibrio aerodinámico de los monoplazas, haciendo que su comportamiento sea bastante impredecible en algunos sectores.

Pero es un circuito rápido. Algo con lo que Button no tiene problema alguno. Un 66% de la vuelta se hace con el acelerador pisado a fondo. Pero el inglés ya está muy acostumbrado a las altas velocidades y a ir primero: es el único piloto que ha subido al podio en las siete carreras de esta temporada. Va a por el octavo podio... y lo que asusta más es que ya no hace falta que gane más carreras; con ser segundo en todos los grandes premios que quedan (y aunque Barrichello las ganara todas), el inglés seria campeón. Y sería otro inglés después de Hamilton en proclamarse campeón: dos ingleses de forma consecutiva, algo que no pasaba desde 1969 con Jackie Stewart y Graham Hill.

Pero no adelantemos acontecimientos. Aún queda mucho por delante. Y si hacemos caso del siguiente dato, puede que el siguiente campeón no sea Button, sinó un piloto de Red Bull... y no seia Vettel! A ver... durante los dos años anteriores, el que ha acabado siendo el campeón ha llegado a la cita de Silverstone en cuarta posición. Así que, si hacemos caso a esta estadística, Mark Webber seria el campeón del 2009... Algo que ahora mismo, parece realmente imposible!

2 comments:

Funcionario's blog said...

Sí, no adelantemos acontecimientos, pero hasta que los demás coches se pongan a la altura de los Brawn puede pasar... ¿1/2 temporada? ¿1 temporada entera? ¿temporada y media?

En fin, que a este año de Fórmula 1 sólo le pido que Alonso gane algo, y que el coche pueda estar en el podio asiduamente.

Por lo demás, gracias por recordarme que este finde había F1. Tengo que ir a la playa, y voy a reestructurar los planes.

Pd. Qué curioso, la palabra de verificación es "astur", como Fernando Alonso. ¿Será una premonición?

jordicine said...

I suposo que guanyarà. Aixó dels dufusors es massa. Ja ja ja. Petons.